• El taller

Comienzos

Bubakar instrumentos africanos nace en el año 2001 y es una consecuencia de varios años de investigación (desde el año 1996) del investigador, luthier, músico y docente Marcos Martin, quien es el director del proyecto.

Vengo de una familia de tradición de artesanos y músicos. Mi padre es escultor y es un hombre de taller. Desde chico me crié en ese ambiente, entre maderas y mirando como se hacían las cosas.

Con el tiempo me dediqué a la música, sentía un interés especial por los sonidos de la música africana y naturalmente comenzó mi trabajo de investigación para fabricar los primeros instrumentos. En ese momento no existía la cantidad de información global que existe hoy y uno tenía la posibilidad de cruzarse con algún instrumento cada tanto.

Comencé trabajando con los troncos que encontraba en la calle y las herramientas que tenía en mi casa, mas adelante me fui formando en técnicas de tallado en madera, el manejo de los metales, el montaje de los cueros y la acústica de los materiales.

De ésta manera fui creando mis primeros instrumentos hasta que sentí la profunda necesidad de verlos en acción,en su lugar y aprender su fabricación tradicional.

Esto me llevó directamente a la idea de viajar al origen: el continente africano.

Viaje a Africa

Ya hace tiempo, en el año 2000,tuve la posibilidad de conocer Africa, mas concretamente los países de Mali y Senegal.

En Bamako, capital de Mali, compartí mis días en el taller de Bubakar Diarra que, entre otras cosas, se dedicaban a la fabricación de los tambores djembe y dundun.

Allí pude observar sus herramientas, aprender su técnica de tallado y montaje, escuchar los diferentes estilos, conocer las maderas tradicionales, etc. El arte milenario de esta región se presentó ante mis ojos y es el día de hoy que la experiencia se aparece en mi mente y me fortalece para seguir trabajando todos los días.

En la pequeña aldea de Nafadji ayudé también a mi maestro de percusión Seydou Kone en los trabajos de campo, asistí a varias ceremonias religiosas y paganas, teniendo contacto directo con la función que cumple el tambor en la vida cotidiana de los africanos.

En Dakar, capital de Senegal, me recibió la legendaria familia Cissoko, ellos son griots tradicionales que desarrollan el arte de la Kora y el Balafón, allí pude compartir sus canciones, leyendas y tradiciones sobre estos maravillosos instrumentos.

El luthier

Premios otorgados:

  • 1er premio lutheria (fusion de materiales)
  • Festival Nacional de Cosquin –2011-2012-2013-2014
  • 1er premio lutheria (madera tradicional)
  • 13 Salon Nacional de Creatividad y Diseño Artesanal –año 2010
  • 1 er premio lutheria (fusion de materiales)
  • 50 fesfival nacional de Cosquin-año 2010
  • 1 er premio lutheria (madera)
  • 5 festival de percusión Gobierno de la ciudad de buenos aires-año 2005

Conferencias y clínicas dictadas.

  • “ Instrumentos africanos: construcción y funciones dentro de su cultura”
  • 1 er encuentro de luthiers en Córdoba (Paseo del buen pastor)-año 2010
  • Fundación Patio del Indio Froilán (Santiago del Estero)-año 2011
  • 10 edición de lutheria en buenos aires (Centro Nacional de la Música)-año 2010
  • Encunetro”una sola Bahia” (Teatro Municipal de Bahia Blanca)-año 2011
  • Clinica de lutheria en el festival “La Salamanca” (La Banda-Santiago del Estero)-año 2010
  • Muestra Música 2011 (La Plata)-año 2011

El presente

El taller actualmente esta atravesando una etapa de pleno florecimiento, en la que se encuentra asentándose el camino trazado por mas de 15 años de trayectoria, esto se traduce en la excelente calidad sonora, la correcta elección de los materiales y el fino arte de presentación de los instrumentos musicales.

Durante la etapa de investigación se hicieron estudios comparativos sobre maderas y cueros en diversos organismos oficiales para poder encontrar en nuestro país las materias primas optimas con las que lograr el sonido tradicional y tratando de no comprometer el bosque nativo.

He diseñado y trabajado las herramientas adecuadas para la fabricación manual en principio y se aplicó al proceso más tarde la mecanización de parte del trabajo, sobre todo en el proceso de desbaste, respetando la terminación manual para mantener la calidad sonora y el arte de diseño.

Un capítulo aparte merecería el asesoramiento y las enseñanzas compartidas con el maestro senegalés Abdoulaye Badiane con el que compartí 10 años de trabajo en conjunto y que me fortaleció muchísimo para crecer como luthier, músico y maestro.

En nuestro taller ,a lo largo de toda nuestra existencia, fueron aportando, además de mi familia, gran cantidad de aprendices su fuerza y compromiso con el oficio hasta llegar a ser cada uno excelentes luthiers especializados. Hoy en día Bubakar está formado por un solido equipo de trabajo que ya lleva unido mas de 6 años.

Pioneros en nuestro país, en el 2002 se vendió nuestro primer instrumento, siguiendo consejos de los maestros cuando dicen ”cuando estés convencido de tu trabajo comienza a dejar tus huellas” y a partir de que el publico los empezó a conocer y valorar comenzamos a trabajar sin pausa hasta llegar en la actualidad a un total de mas de 900 instrumentos vendidos en Argentina y en el mundo.

Materia Prima

Trabajamos en forma directa  la técnica de tronco ahuecado, desde el tronco mismo, con maderas especialmente seleccionadas que provienen de zonas secas de nuestro país y de la selva misionera. Los troncos proceden por lo general de desmontes por incendios o tormentas que fueron quedando abandonados.

Los cueros son cuidadosamente seleccionados teniendo en cuenta la raza, sexo, alimentación y edad propicia de los animales para lograr la duración y sonoridad adecuada.

En el caso de los xilófonos se utilizan también maderas importadas o nacionales con varios años de estacionamiento.

Los herrajes son de diseño propio y trabajados artesanalmente templando el metal para garantizar mayor resistencia en el uso las roscas.

Las cuerdas están confeccionadas con hilados de alta tenacidad preparados especialmente por los fabricantes para este uso especifico.

Proceso de nuestros tambores

Escultura

El proceso de los tambores específicamente tiene una primera etapa de estacionamiento de la madera de alrededor de 1 año. A partir de allí se procede al desbaste mecanizado exterior de la madera y luego se extrae el centro de la madera también con la misma técnica.

Cumplido esta etapa se deja reposar el casco semiterminado unos 6 meses para lograr su total secado en un ambiente preparado especialmente para su estacionamiento.

Luego comienza el acabado interno y externo que se realiza de forma manual y es el momento en el que se definen los espesores y proporciones adecuados para lograr la sonoridad y resistencia precisa de cada instrumento.

La terminación consiste en tallar el casco con los detalles artísticos que forman parte de la presencia visual que caracterizan a los instrumentos Bubakar.

Montaje

Teniendo el casco terminado se mide con precisión la circunferencia y se realizan manualmente los aros de metal que van a servir para sujetar el cuero y lograr su tensión.

En el caso de los instrumentos de tensión por cuerdas, como los djembes, tambores dunun ,el bará o el tama, a estos aros se los reviste con telas para lograr un encaje compacto que no deje escapar el aire y se le teje con las cuerdas los diversos nudos que forman el aro tensor. Luego se coloca el cuero bien mojado, que puede estar previamente afeitado o no,y se pasa la cuerda a través de todos los nudos del aro tensor superior e inferior completando la circunferencia. Una vez hecho esto se tira de la cuerda cuantas veces sea necesario para lograr una tensión pareja y se deja reposar unos días hasta que el cuero este bien seco. Luego si es necesario se afeita el pelo y se le da la afinación deseada.

Los instrumentos de tensión por cuñas como los sabar, el kpanlogo o los seouruba se tejen directamente sobre el mismo cuero y se dejan armados y en tensión con la ayuda de la cuña de madera, que luego servirá para mover la afinacion hacia donde el músico desee.

La preparación de nuestros instrumentos con herrajes como las congas africanas o los tambores batá es mas delicada y costosa. Son sistemas de tensión que se realizan con una planificación previa dividida en diversas piezas manualmente trabajadas y luego se ensamblan uniéndolas con soldadura especifica. Finalmente se montan los cueros y se trabaja la afinación con llaves de fuerza.